Utilizamos cookies propias y de terceros. Continuar navegando implica su aceptación.Más informaciónAceptar
Tutoriales para montar lámparas ⇐ VOLVER ATRÁS

Cómo desbloquear un portalámparas o casquillo

Las normativas europeas son muy exigentes en cuanto a seguridad. Actualmente la mayoría de los portalámparas incorporan un sistema de bloqueo cuya finalidad es impedir que cualquier persona pueda abrirlo una vez conectado. De esa manera se evita la posibilidad de electrocución. En este enlace verás todos nuestros portalámparas

El sistema de bloqueo es en realidad muy sencillo: en el momento en que montamos un portalámparas por primera vez y enroscamos las dos partes hasta el máximo, una pestaña interior, normalmente de plástico o de metal, hace presión hacia arriba. Esto impide que podamos desenroscar de nuevo las dos partes. Aquí puedes ver la pestaña de un portalámparas desmontado




En el caso de que el portalámparas esté ya montado, localizarás la pestaña mirando en el interior. Es una pestaña que cuando intentas girar el portalámparas hace que eso no sea posible. En esta fotografía podrás apreciarlo claramente:




Para desbloquearlo vamos a utilizar un destornillador fino, teniendo siempre la absoluta precaución de quitar la luz o desconectar ese portalámparas de la corriente. La idea es introducir el destornillador en el interior de tal manera que podamos hacer presión sobre la pestaña bloqueadora.

Y aquí viene lo más complejo...mientras hacemos presión (o alguien nos ayuda), vamos a girar las dos partes del portalámparas en sentido contrario una de la otra, es decir, como si intentáramos desenroscar el portalámparas para desmontarlo de nuevo. La presión la puedes ejercer de este modo:



En realidad es un proceso sencillo, pero has de atinar en el momento de hacer presión y simultáneamente hacer el giro en el casquillo
Una vez desmontado, puedes desconectar el cable, repararlo, cambiarlo o hacer lo que consideres.